Archivo de la categoría: Negocios y gestión

Nuevo libro: ¿cómo fijar el precio y cuándo empieza a ser sustentable?

En un artículo anterior hablamos de la cadena de valor de la industria editorial, es decir de todos los participantes en el proceso que transforma una idea genial de un autor en un libro para un lector.

En esta oportunidad, vamos a profundizar un poco más en la tarea del editor que es quien debe supervisar todos los eslabones de esa cadena y asume el riesgo de transformar la idea en libro y debe buscarle los lectores.

Este trabajo de análisis nos permitirá identificar los costos de cada una de las etapas del proceso de edición con el fin de optimizarlos y poder determinar un precio de venta acorde, dentro de los parámetros que maneja la industria, de manera de tener ediciones rentables.

porcentajes

En el cuadro anterior se puede observar cómo se reparte porcentualmente el precio de venta al público de un libro entre los distintos participantes de la cadena de valor. El editor se queda con el 40% del mismo y ese porcentaje le tiene que alcanzar para cubrir los costos de edición, de impresión, de promoción y comercialización y además, obtener un margen de ganancia. Por este motivo, es fundamental tener identificados  y clasificados todos los gastos que involucran este proceso para que la edición sea, por lo menos, sustentable.

Supongamos un cuadro de gastos de impresión de un nuevo libro, con una tirada de 500 ejemplares:

costos
(Los números no son representativos de los valores que se manejan actualmente en el mercado, sino que sirven sólo al efecto de la exposición)
 

Como se puede ver, los gastos están agrupados en tres rubros: costos de edición, costos de impresión y gastos comerciales y relacionados con la promoción.

Los costos de edición incluyen todos los gastos necesarios hasta tener un prototipo del libro listo para entrar a imprenta. Este subtotal de costos de edición es un activo intangible para la editorial y debería prorratearse en los años que el libro esté en vigencia, hasta pasar a fondo editorial.

Los costos de impresión son sin duda el gasto más importe del proceso y definen el precio de venta al público del libro sujeto a análisis. A partir de este valor se calcula un índice de referencia de la industria denominado multiplicador. El multiplicador se calcula como el cociente entre costos de impresión y tirada y nos indica las veces que tiene que repetirse el costo de impresión para cubrir todos los gastos asociados a la edición y dejarle un margen al editor. Este valor va a cambiar según el género en el que se esté trabajando. Para editoriales independientes suele rondar entre 2 y 2.5. De esto se desprende que el precio de venta al público para el ejemplo del cuadro debe ser igual a costos de impresión/tirada*2.5, es decir 6000/500*2.5=$30.

Los derechos de autor representan el 10% del precio de venta al público (PVP), los cuales están calculados sobre la base del precio de venta al público de la siguiente forma: PVP * tirada * 10%, es decir, 30*500*0.10. Pueden abonarse en concepto de anticipo al inicio del proceso o en proporción a las ventas a medida que las mismas se vayan concretando, definiendo el período de rendición de los mismos.

Otro concepto importante a tener en cuenta al realizar el análisis de edición es el de punto de equilibrio. Este marca la cantidad de ejemplares que deben venderse para cubrir el total de gastos incurridos. A partir de ese punto, las ventas son ganancia para el editor. Para calcularlo, debemos clasificar los costos en variables (asociados a la tirada) y fijos (independientes de la tirada).

ptoequilibrio
 

Una vez realizada esta clasificación, debemos sumar los costos fijos por un lado y calcular el costo variable unitario (sumando todos los conceptos variables y dividiendo por la cantidad de ejemplares de la tirada). Luego debemos restar el costo variable unitario del precio de venta al público sugerido (que sale del cálculo respecto del multiplicador o de los valores de referencia del mercado). El resultado de esta resta es la contribución marginal unitaria, es decir cuánto le aporta cada ejemplar del libro a la editorial, luego de pagar su parte proporcional de costos variables.

Con estos resultados, se puede calcular el punto de equilibrio de la tirada. Para el ejemplo, los costos fijos totales ascienden a $2500 y la contribución marginal unitaria sería igual al precio de venta al público definido menos los costos variables unitarios, es decir: 30-15=15. El punto de equilibrio se determina en 167 unidades, resultado de la división 2500/15. En el ejemplo desarrollado, a partir del ejemplar 168 vendido el editor obtendrá ganancias. El punto de equilibrio se calcula como el cociente entre costos fijos totales y la contribución marginal unitaria. Esta última representa el beneficio que deja cada unidad, por sobre los costos variables.

Debemos puntualizar que la realidad es más compleja que este análisis y que para simplificar la lectura no se tuvieron en cuenta los descuentos que se hacen sobre el precio de venta al público por los ejemplares vendidos a través de distribuidores y librerías, que se deben adicionar a los costos variables y disminuyen la contribución marginal unitaria de cada libro editado.

También puede hacerse el análisis inverso, definiendo la contribución marginal que quiero obtener y a partir de ahí fijar el precio de venta, para después comparar el mismo con los precios de referencia del mercado.

Para consultas adicionales o para obtener las planillas base usadas para el cálculo pueden comunicarse a estudio@abrach.com.ar.

Oportunidades de financiamiento para editoriales independientes

El mes de abril llegó con muchas posibilidades para ayudar al crecimiento de los proyectos editoriales independientes.A continuación, pasamos a comentar cada una de ellos.

Ley de Emprendedores

ministerio-logo

En primer lugar, el 31 de marzo, finalmente se logró la sanción de la Ley de Emprendedores. Esta legislación modificará el escenario para los emprendedores, en particular en lo que refiere a la posibilidad de obtener financiamiento público y privado al crear fondos de desarrollo del capital emprendedor y dar un marco legal a las plataformas de financiamiento colectivo. Quedamos a la espera de la reglamentación de los diferentes aspectos, sobre los que avanzaremos oportunamente.

Fondo Nacional de las Artes

En segundo lugar, el Fondo Nacional de las Artes lanzó una convocatoria específica para editoriales independientes con el objetivo de incentivar un plan de coedición que ayude a promover la tarea editorial de sellos pequeños, que generen contenidos alternativos y novedosos.

fna

Para esto, exige que la editorial que se presente haya editado por lo menos tres títulos y menos de 40. Otorga 4 premios iguales de $120.000 para cubrir hasta el 80% del proyecto editorial. Se debe presentar un proyecto de plan editorial anual que, por lo menos, incluya tres títulos. La convocatoria está abierta desde el 30 de marzo al 19 de junio.

Espacio Santafesino

Por otra parte, nivel provincial, se abrió la ya clásica convocatoria Espacio Santafesino, para desarrollar las industrias creativas de la región. En esta oportunidad, los editores pueden participar en una de dos convocatorias: a nivel provincial, para editar por lo menos tres títulos con un hilo conductor, y otra a nivel regional donde se otorga un subsidio para cada región de la provincia para editores noveles (que no hayan publicado o hayan publicado un título con anterioridad). Ambas están abiertas hasta el 15 de junio.

Para participar en la convocatoria provincial para serie editorial se debe presentar un plan editorial de por lo menos tres títulos. De todos los proyectos se seleccionarán dos, con una asignación estímulo de $120.000.- cada uno.

La convocatoria regional, por su lado, seleccionará un proyecto por cada región del plan estratégico de la provincia, para publicar un título de editores que estén editando su primer o segundo título, inédito, otorgando una asignación de $50.000.-

logo espacio

Además, se creó un fondo de apoyo a las industrias culturales, abierto en cuatro categorías: sustentabilidad, movilidad, capacitación y apoyo a eventos y actividades culturales. Estas brindan financiamiento para actividades accesorias o de apoyo al desarrollo de la editorial, permitiendo su crecimiento.

La categoría de sustentabilidad apunta a fortalecer la difusión, circulación y comercialización de los libros editados por emprendedores culturales. Para ello, comprende la realización de catálogos en papel o digitales, la producción de material de promoción, la creación de identidad corporativa y el desarrollo de plataformas de comercio electrónico.

La de movilidad brinda fondos para la compra de pasajes para la asistencia a ferias, eventos, rondas de negocios y festivales, acreditando la invitación a los mismos.

Y la de apoyo a eventos y actividades culturales busca fomentar la realización de festivales, muestras, capacitaciones, ferias, seminarios y exposiciones orientados a industrias culturales, en el territorio de la provincia.

Esta convocatoria está abierta hasta el 1º de junio y es excluyente con la clásica convocatoria de Espacio Santafesino.

Resumiendo las alternativas disponibles, para analizar cuál sería la más conveniente para cada caso:

opciones

Todas estas asignaciones son una oportunidad para las editoriales independientes que estén en busca de darle curso a proyectos alternativos, porque significan la posibilidad de obtener financiamiento sin costo adicional, permitiéndoles incrementar su capital de trabajo y de esa forma dar un salto que les permita consolidarse en su segmento de mercado.

Como las mismas exigen la necesidad de rendir cuentas sobre el destino de los fondos, es importante cumplir con los requisitos formales que exigen los organismos de control y presentar un proyecto que sea viable, desde el punto de vista económico y muestre desde la carpeta que va a ser sustentable y sostenible en el tiempo.

(Por cualquier consulta adicional, puede escribirse a estudio@abrach.com.ar)

apiafip

Cambios para pequeños contribuyentes: Monotributo e Ingresos Brutos

El inicio del año recibió con muchos cambios a los emprendedores pequeños contribuyentes, con respecto a su situación impositiva. Junto con la modificación esperada por todos los trabajadores en relación de dependencia con respecto al impuesto a las ganancias, se actualizaron los parámetros para la adhesión y permanencia en el régimen simplificado de monotributo.

afip

Por los incrementos en los topes para la selección de la categoría de monotributo, AFIP modificó todas las categorías de los inscriptos en este régimen, bajándolas una, para adecuarlas a los nuevos parámetros. El contribuyente debe entrar a confirmar si este cambio es correcto o le corresponde una categoría diferente de acuerdo con los montos de facturación y demás valores de referencia (alquileres, electricidad consumida, precio unitario de los bienes, superficie afectada), tomando el período enero a diciembre de 2016.  Confirmando o modificando la categoría definida por AFIP, deberá imprimir la nueva credencial, ingresando al servicio correspondiente de la página de AFIP.

Diapositiva2

Los servicios de cobranzas (Rapipago, Pago Fácil, Plus Pagos, etc) tienen tiempo hasta el 31/03 para adecuar sus sistemas a los nuevos valores de cada categoría. Por eso, seguramente cobren el monotributo de enero y febrero a los valores anteriores al cambio, generando una deuda al contribuyente. Para cancelar la misma deberá usar el Formulario 155 para abonar la diferencia de cada período. Para hacer esto tiene tiempo hasta el 31/05.

Además, se eliminó la obligación de generar la declaración jurada informativa cuatrimestral para las categorías más altas. Se mantienen las tres instancias de recategorización cuatrimestral en enero, mayo y septiembre, siendo la de septiembre de carácter obligatorio aunque no se hayan modificado los parámetros.

En el mismo camino que otras medidas de igual tenor, se definió un calendario para bancarizar los pagos de los monotributistas, incorporando esto de manera obligatoria de la categoría D en adelante a partir de mayo de 2017 y para todas las categorías desde noviembre de 2017. Igual sentido tiene la obligación de adhesión al domicilio electrónico de nuevos contribuyentes y progresivamente de los ya inscriptos, así como la obligatoriedad del uso de factura electrónica desde la categoría F.

monotributo

Régimen simplificado de Impuesto sobre los Ingresos Brutos de Santa Fe

Por otra parte, desde el período fiscal 2017 la provincia de Santa Fe implementó un régimen simplificado para los contribuyentes que facturaron menos de un millón de pesos en el año 2016. El mismo es de adhesión obligatoria siempre que la actividad que desarrolle el contribuyente (en forma principal o accesoria) no esté excluída expresamente por la ley fiscal provincial. La fecha límite para realizarlo es el 14/03. Al realizar la adhesión, se brinda la opción de hacer un pago anual (bonificando dos meses) o 12 pagos mensuales, generándose en el mismo momento la chequera anual.

Cuando terminen de ajustarse los detalles faltantes (ya que siguen realizándose modificaciones por olvidos y omisiones), estas medidas ayudarán a mantener su actividad dentro de la economía formal a muchos contribuyentes que estaban entre el exceso de control del régimen general y la informalidad total por la falta de adecuación.

Si bien el concepto del monotributo y del nuevo régimen simplificado de la provincia de Santa Fe para el impuesto sobre los ingresos brutos facilitan el cumplimiento de las obligaciones mensuales sin la asistencia de profesionales, no deja de ser recomendable la consulta a los expertos en el área por nuevos cambios que puedan ocurrir en la situación del contribuyente o en las fechas clave fijadas por los organismos de control para la confirmación o modificación de datos.

(Por cualquier consulta adicional, puede escribirse a estudio@abrach.com.ar)

libreria

Cadena de valor industria editorial: de la idea del autor al libro para el lector

La cadena de valor es un concepto teórico introducido por Michael Porter, como una herramienta para analizar la empresa desde un punto de vista estratégico y de esa forma conseguir optimizar su rentabilidad. Este modelo, representa en forma gráfica las actividades que realiza la empresa y generan valor para el cliente o para la misma empresa.

Este análisis fue aplicado luego al estudio de producciones locales y regionales para, entre otras cosas, identificar la viabilidad de determinados emprendimientos. También se utiliza para analizar la interrelación entre los diferentes actores que componen una industria, donde se analiza a la organización objeto del estudio como un eslabón de una cadena de actividades en el sistema de producción de bienes y servicios, referidos al sector en el que está inserta.  Hablamos en este último caso de una cadena de valor industrial.

Con este último concepto presente, el objetivo es desglosar los eslabones de la cadena de valor de la industria editorial, haciendo foco en las editoriales independientes. Se analizará la forma en que las editoriales interactúan con sus clientes y proveedores, permitiendo en ese proceso la transformación de la idea del autor en un libro (cualquiera sea su formato) en manos del lector. Si descomponemos la industria editorial en los participantes que intervienen para hacer que el libro llegue al lector, tendríamos una cadena con los eslabones que vemos en el gráfico que adjuntamos.

imagen2

El disparador del proceso es el autor, responsable de la creación literaria, que tiene una historia para contar y desea conseguir lectores que quieran conocerla. Para eso, tiene que convencer (o interesar) a un editor, responsable de una editorial, que se interese en la historia que cuenta, al punto de querer editarla, convertirla en un libro, asumiendo los costos de este proceso y el riesgo en el caso de que la misma no se venda.

La editorial es la responsable de las siguientes actividades: selección de autores, de acuerdo con sus criterios editoriales (lo cual en las independientes dependen en gran medida del gusto y las afinidades del editor), corrección de los textos, ilustración de los mismos, diseño de portadas, selección de formatos, fotografía, el armado de un prototipo, un ejemplar de esa historia en condiciones de ser reproducido en serie.

Con las tareas de edición cumplidas, se envía el trabajo a los talleres de imprenta. Los talleres se ocupan de la impresión de tapas, del interior del libro y de la encuadernación. Este trabajo puede hacerse en un solo taller o en varios, según los costos, el formato deseado por el autor y/o el editor, el tipo de papel o la carga de trabajo del taller y los plazos de entrega necesarios.

imprenta

La tirada (número de ejemplares que salen a la venta en el mismo momento) lista para entrar en circulación pone en marcha la actividad de distribución, que involucra a comunicadores, periodistas, críticos, influencers, gestores culturales, publicaciones asociadas, medios de comunicación, bibliotecas y distribuidores locales y regionales, que permiten que se haga conocida la obra editada, para que los lectores la soliciten en las librerías y negocios afines que visiten. En este punto, las editoriales independientes tienen que aprovechar las redes sociales, para incrementar su radio de alcance y ser participantes activos en las ferias y festivales de toda la industria editorial o específicos de su género, para acortar la distancia hacia los lectores.

Todo el trabajo de distribución y exhibición permite que los libros lleguen a las librerías y demás canales de ventas. En el segmento independiente, el aliado en este eslabón es el conjunto de librerías tradicionales e independientes, no captadas por las grandes cadenas, las cuales tienen una relación directa con el distribuidor que los visita, confiando en su criterio y con los lectores-clientes, conociendo sus gustos y recomendando novedades.

De esta forma, después de todos estos pasos y del trabajo de muchas personas en varias tareas diferentes, el lector puede sentarse en su ubicación favorita, a disfrutar de esa historia que el autor quiso contarle.

Tareas de apoyo necesarias

Además de estas actividades críticas u orientadas a generar valor (en este caso, la producción de un libro), hay una serie de actividades de apoyo que pueden ser necesarias considerando el crecimiento o las ambiciones de cada proyecto editorial independiente. Algunas de estas son: registro de las obras en la oficina nacional de derechos de autor; elaboración de contratos entre los actores intervinientes; cumplimiento de las obligaciones tributarias; gestión de stock, compras y administración y finanzas de cada una de las empresas que se relacionan en esta cadena.

libros2

Estas tareas de apoyo no son centrales en la industria editorial analizada, ni le generan valor agregado a ninguno de los involucrados. No obstante, si se trata de un proyecto con intenciones de crecimiento sostenido no pueden dejarse de lado por lo que debe buscarse la forma de llevarlas adelante de la mejor manera posible y con el menor costo posible. El costo más bajo siempre será sumarse tareas el propio editor independiente, considerando que esas tareas le restarán tiempo a las tareas de edición propiamente dichas. Por eso, podría desear o necesitar delegarlas, buscando profesionales de cada área afines a su proyecto que colaboren en esas tareas, evitando los altos costos de honorarios.

trabajo_freelance_exterior

Soy freelance y trabajo para el exterior

Hace algunos años, las exportaciones eran operaciones que sólo hacían las grandes corporaciones. Pero las tecnologías de la información y la generalización del acceso a la conexión de banda ancha abrió el mundo a pequeños trabajadores independientes. Diseñadores, programadores, dibujantes, escritores, traductores, pueden exportar su fuerza de trabajo, entregando el resultado del mismo en forma de servicio en cualquier punto del mundo y recibiendo una remuneración por el mismo.

Inscripción

¿Qué alternativas tienen estos trabajadores independientes para moverse en el marco de la ley argentina, para que sus ingresos sean justificables en el país?

A nivel nacional, la ley obliga a los contribuyentes a obtener una clave única de identificación tributaria y a inscribirse en alguno de los regímenes disponibles: general (obligándose a presentar declaraciones juradas de IVA e Impuesto a las Ganancias más el aporte a la Caja de Autónomos) o el régimen simplificado de monotributo (que abarca en un pago único los tres mencionados más un aporte a obra social).

facturar_trabajo_exterior

La realización de exportaciones de servicios en forma habitual o esporádica no le quita al contribuyente la posibilidad de incluirse en el régimen simplificado de monotributo, siempre que cumpla con todas las otras exigencias para ingresar o permanecer en el mismo y no requiera en su desarrollo la necesidad de importar bienes o servicios.

Entre los parámetros a analizar para determinar si el contribuyente puede inscribirse o permanecer en el régimen simplificado de monotributo cuando se trata de exportaciones de servicios, el que se debe tener más presente es el de ingresos brutos o facturación anual, que nunca deberá ser superior a  $700.000. Si queda fuera del monotributo, debe tener en cuenta que en el impuesto al valor agregado (IVA) las exportaciones de servicios están exentas, por lo que no deberá abonar este impuesto.

No es necesaria la inscripción del exportador de servicios en el Registro de Importadores y Exportadores, siempre que la venta sea sólo de servicios, que no requieren un trámite en Aduana para su salida hacia el país destino.

Facturación

Generalmente se asocian las exportaciones con la factura de tipo E, pero este tipo de factura para documentar las ventas al exterior sólo es obligatoria cuando se trate de mercaderías que deban realizar el trámite aduanero. El trabajador independiente que realiza exportaciones de servicios puede cumplir con la obligación de facturas utilizando un talonario de tipo C, tanto manual como electrónica, según la condición del contribuyente o su elección.

factura_electronica

Para identificar al cliente, puede utilizarse en lugar de la CUIT (que no tiene por ser extranjero) la CUIT asignada por AFIP al país destino de la operación. La factura debe hacerse en la moneda de la operación e indicar el tipo de cambio de conversión de la misma (Banco Nación, comprador, y del día anterior a la fecha). Desde marzo de 2016, se volvió a permitir la facturación en moneda extranjera dentro del país y esta opción está habilitada dentro del servicio de AFIP para facturación en línea.

Con respecto al cobro de las facturas, el 100% de la cobranza debe estar bancarizada depositándose en una cuenta bancaria del país a nombre del exportador.

A nivel provincial

En cuanto al tratamiento impositivo de las exportaciones en general y de las exportaciones de servicios en particular en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, el mismo puede variar de provincia a provincia.

En la provincia de Santa Fe, el código fiscal provincial exime del impuesto a las exportaciones de productos y mercancías, sin mencionar expresamente a los servicios. Si bien podemos pensar que esto se debe a que cuando se tomó esta decisión no se pensaba en la posibilidad de exportar servicios, el Informe Nº 0654/97 de la Administración Provincial de Impuestos, frente a una consulta sobre el tema, sostuvo que “nuestra legislación no prevé un tratamiento para las exportaciones de servicios similar al dado a las exportaciones de productos y mercaderías, razón por la cual entendemos que los ingresos provenientes de esa actividad están en la actualidad gravados por el impuesto sobre los ingresos brutos. Abona este criterio, además, lo prescripto por el articulo 5 –in fine- del Código Fiscal, el que establece que… En materia de exenciones, la interpretación será estricta”.

impuesto_ingresos_brutos

Por lo tanto, si no hay una exención por otra cuestión relacionada con la actividad del contribuyente, debería inscribirse y pagar este impuesto por las exportaciones de servicios que realice en el período fiscal.

Resumidamente, estos son los puntos a analizar frente a una propuesta de trabajo independiente con clientes del exterior para que tanto la actividad desarrollada como los ingresos obtenidos con la misma estén dentro de las normas del lugar de residencia, con ingresos justificables y oponibles frente a organismos de control y entidades crediticias.

(Por cualquier consulta adicional, puede escribirse a estudio@abrach.com.ar)

portada_carpeta_proyecto_cultural

¿Cómo preparar una carpeta de proyecto cultural?

 A partir de una idea creativa o emprendimiento cultural que haga necesaria una búsqueda de programas de subsidio o financiamiento para poder volverlos realidad, el paso siguiente es armar una carpeta atractiva para presentar el proyecto y captar la atención del jurado.

Para eso se debe trabajar con las bases y condiciones de cada convocatoria en particular, y de la categoría en la que se está realizando la inscripción, si es que corresponde. A partir de las bases, tratar de plasmar en la carpeta un proyecto viable económicamente y técnicamente. Y eso no es ni más ni menos que poner por escrito el plan de negocio del emprendimiento cultural.

El término plan de negocio puede sonar demasiado comercial o ajeno al emprendedor cultural, pero es la forma más efectiva para concretar esa idea y volverla sustentable. Puestos a elaborarlo, los siguientes elementos deben estar presentes.

¿Qué debería incluirse en el plan de negocio del proyecto cultural?

Definición del mercado objetivo

Público potencial del producto cultural. Pensar quién estaría interesado en consumirlo, y si se trata de un producto local o puede tener proyección regional nacional o incluso internacional (las tecnologías de la información y comunicación ayudan a que no esto no sea tan descabellado).

globe-553650_640

Estimación de costos

Deberán detallarse todos los gastos necesarios para el diseño y la producción del producto cultural en cuestión. En este apartado deben considerarse los gastos que se incurren por única vez, para la producción del master o prototipo (según la actividad) y los gastos que serán recurrentes, por cada tirada o edición que se haga o por cada acción promocional que se emprenda. Esta distinción es importante por el tratamiento que se les dará en el cuadro de resultados proyectado y para la fijación de precio de venta unitario y del margen de utilidad por unidad de producto.

Proyección de ventas

Estimación de las ventas del producto, por lo menos para el primer año (o para los períodos solicitados en la convocatoria). Esta estimación se debe hacer en unidades, y por cada producto si el proyecto implica el desarrollo de más de uno.

write-593333_640

En esta se deben considerar la fecha de lanzamiento y los eventos que pueden generar un incremento en la demanda (día del padre, día de la madre, navidad y fiestas de fin de año, por ejemplo). Es interesante hacer este analisis mediante el manejo de escenarios: normal, pesimista y optimista, teniendo en cuenta diferentes variables del contexto.

Plan de distribución

Implica realizar un relevamiento de los canales de distribución disponibles, relacionados con el rubro y el género del producto cultural desarrollado. Deberán establecerse los contactos con los responsables de esos canales, para definir qué cantidad y bajo qué condiciones estarían dispuestos a comercializar el producto. Estos gastos deberán agregarse al cuadro de estimación de costos del segundo punto, si es que no se habían contemplado.

Plan de difusión y comercialización

Se deben analizar los canales tradicionales para la promoción del bien cultural a produción, establecer contactos en los mismos y pensar la mejor manera de capitalizar el uso de canales digitales y redes sociales.

Social_networking_services

Deberán analizarse los costos de cada uno y la mejor estrategia para llegar al público potencial. Como en el apartado anterior, deberán agregarse los gastos estimados de este rubro al cuadro de gastos.

Cronograma de producción y distribución

En esta etapa se deberá poner en términos de tiempos y recursos (monetarios, humanos y físicos) todos los datos que se fueron desarrollando en los puntos anteriores.

diagrama-gantt-excelModelo de gráfico de Gantt

Para esto una herramienta como el gráfico de Gantt permite desarrollar el proyecto en una página, ordenando la secuencia de las diferentes actividades, los recursos que se necesitarán y las precedencias de las mismas.

Presupuesto de ventas

A partir de los costos y las unidades estimadas para la venta y de los precios de productos similares ya consolidados en el mercado, deberá fijarse un precio de venta estimado al público y un presupuesto de ventas (multiplicando precio por cantidad estimada de ventas), para determinar los ingresos estimados del proyecto.

arton1939-9cddd

Presupuesto de gastos

A partir de los costos estimados, separando costos fijos y variables y los costos a incurrir por única vez.

Margen de utilidad del producto

Se calcula como la diferencia entre los ingresos estimados y los  egresos estimados, a nivel montos totales. Para calcular el margen unitario, se deberá dividir este resultado por la cantidad de unidades que se estima vender. Esto permite conocer el rendimiento de cada unidad vendida. Otra herramienta interesante para demostrar la viabilidad del proyecto es el cálculo del punto de equilibrio, que indica cuántas unidades deben comercializarse para poder cubrir los gastos totales incurridos.


Resumiendo, para que el proyecto cultural se transforme en un emprendimiento que se mantenga a través del tiempo y sea viable económicamente, debe pensarse como un negocio, armando un plan base del mismo, que deberá tenerse como base y herramienta de consulta ante cada paso que se da. Este plan deberá reformularse cada vez que cambien las condiciones o se agrguen nuevos datos (variables) al proyecto.

Con estos puntos, esperamos que puedan tener una base para poder empezar a concretar esa idea creativa que tienen rondando. Esperamos les sirva y nos compartan si fueron de utilidad o las dificultades que encontraron.

Crowdfunding3

Desarrollo de proyectos para emprendimientos culturales

¿Tenés una idea creativa? ¿Llevas adelante una actividad cultural? ¿Sos músico, escritor, productor audiovisual? ¿Querés hacerle llegar tu creación al público que podría disfrutarla? Contestar que sí a estas cuestiones implica llevar adelante emprendimientos culturales. 

Esta tarea, necesariamente, insume fondos. El problema con el que suele encontrarse el gestor cultural es cómo conseguir esos fondos, de dónde obtener el financiamiento que le permita desarrollar su idea.

images2

Llegados a este punto de búsqueda de financiamiento externo, aparece el concepto de gestión por proyectos. Este concepto, heredado del ámbito corporativo,  se expandió a todas las áreas de trabajo y a todas las actividades.

¿Qué es un proyecto?

Un proyecto es la planificación del esfuerzo necesario para materializar una idea o desarrollar un producto único, con asignación de tiempos y recursos para lograrlo. Es decir que un proyecto debe ser un instrumento de trabajo en equipo, la materialización de una idea, una herramienta de gestión para el desarrollo de emprendimientos culturales que tenemos en mente.

Un plan de proyecto permite poner por escrito nuestra idea, y obliga a estimar los tiempos y los recursos (financieros y humanos) necesarios para llevarla adelante, para poder presentarlo a un tercero que esté interesado en proporcionar financiamiento a la misma.

t2005121

El desarrollo del proyecto siempre implica cumplir con las siguientes fases:

1) Diseño y formulación: implicar definir bien el alcance de la idea y el ponerla por escrito en un documento, estimando en forma preliminar tiempos y recursos necesarios para desarrollarla.

2) Gestión de recursos: obtener los recursos (no sólo financieros) para poder desarrollar la idea.

3) Producción: construir el producto, materializar la idea. Es muy importante atenerse al plan formulado en el punto 1, con los recursos obtenidos en el punto 2 y justificar las variaciones,

4) Evaluación: se cumple a lo largo de las otras tres etapas, para medir las variaciones y el impacto de la misma. Al finalizar el proyecto, se debe realizar una evaluación general del mismo, para aprender para futuros proyectos.

fases_administracion_proyecto

Para obtener financiamiento externo, por ejemplo alguna de las numerosas ofertas de subsidios públicos para proyectos de base cultural, el emprendedor debe acostumbrarse a utilizar estas herramientas, ya que aquellos beneficios se otorgan después de evaluar un plan de proyectos bien formulado que demuestre que la idea no sólo es original sino que también es viable.

No alcanza con una idea innovadora brillantemente ejecutada, además deben poseerse habilidades de gestión de proyectos, para poder volver esa idea en un emprendimiento cultural sustentable.

Espacio santafesino

Uno de los principales programas de la provincia de Santa Fe para otorgar financiamiento a proyectos y emprendimientos de base cultural es Espacio Santafesino. Este programa está destinado a fomentar la producción de bienes que promuevan la creación de bienes culturales con una impronta provincial.

espacio-santafesino-23-6-14

El 30 de marzo  se abrió su convocatoria por octavo año consecutivo.  En la edición 2015, podrán presentarse proyectos en las categorías Largometraje en Producción, Desarrollo de Proyectos de Largometraje, Diseño de Indumentaria, Accesorios u Objetos, Serie Fonográfica, Serie Editorial, Serie Multisoporte, Cortometraje Regional, Unitario de TV Regional, Fonográfico Regional. Como novedad, se incorporan las categorías para el desarrollo de aplicaciones web y móviles y videojuegos, la realización de microprogramas o cortometrajes de animación y series web y, finalmente, la posibilidad de firmar un contrato con el canal público de la provincia. La misma estará abierta hasta el 30 de junio.

Al consultar las bases de este programa, se puede ver que la presentación al mismo sigue la estructura mencionada más arriba. Para poder acceder al concurso se debe armar una carpeta en la que se plasme por escrito la idea creativa, asignándole recursos financieros, humanos y materiales y estimando tiempos de realización. Los que accedan al mismo, deberán presentar informes periódicos de avance, como se menciona en la fase 4 del ciclo de vida del proyecto.

La presentación de la convocatoria 2015 de Espacio Santafesino para la ciudad de Rosario se realizará este viernes, 17 de abril a las 17.30 hs., en el Museo Histórico “Julio Marc”.

Nuestra Experiencia en emprendimientos culturales

Estudio Abrach tuvo la oportunidad de asesorar a diferentes gestores culturales en la preparación y presentación de sus proyectos en diferentes categorías (editorial, fonográfico regional), acompañándolos a plasmar por escrito y bajo la forma de un plan de inversión la idea que tenían.

Laquesis_Disco

Después de varias sesiones de intercambio y diálogo para presentar como un proyecto sustentable y viable económicamente las ideas de una serie editorial y de producción musical independiente, vivimos la satisfacción de verlos preseleccionados para la instancia final. Y uno de ellos, el de Láquesis (banda de rock progresivo de la ciudad de Rosario), seleccionado para poder concretar su primer disco.

Una idea que se pueda traducir en bienes culturales, un emprendimiento cultural, bien puede ser sustentable y viable para el gestor cultural que los desarrolla si consigue el equilibrio entre la creatividad y las habilidades de gestión (entre ellas, la administración de proyectos), capacitándose en las últimas o buscando apoyo en quiénes puedan brindarselas.

Distribución de la riqueza y capitalismo, según Thomas Piketty

capital-pikettyEn el medio de las discusiones recurrentes sobre el Impuesto a las Ganancias y las modificaciones de los mínimos no imponibles que vivimos en un contexto de inflación creciente, visitó la Argentina el economista Thomas Piketty, autor de “El Capital en el siglo XXI”. En su trabajo plantea los siguientes temas:

  • la concentración de la riqueza aumentó en todos los países desarrollados;
  • no se aplican políticas impositivas sobre esas riquezas;
  • si no se modifica esta situación, la economía será parecida a la del siglo XIX, donde las fortunas se heredaban.

La propuesta de Piketty plantea aplicar políticas fiscales a nivel mundial, aplicando impuestos progresivos a esa masa de riquezas concentrada en pocos. Su trabajo se basó en la definición de la tasa de retorno del capital y la tasa de crecimiento económico, analizando los datos sobre pobreza, riqueza  y crecimiento de los países desarrollados a lo largo de 200 años.

A partir de este análisis determinó que la tasa de crecimiento económico global fue menor que el incremento de la riqueza. Si esta situación se sostiene a largo plazo, la brecha entre los de mayores ingresos y los de menores ingresos será cada vez mayor.

Según esta tesis, el capitalismo no sólo no ayudaría a mejorar la distribución de la riqueza, sino que generaría mayores desigualdades. Esto debería revertirse con políticas fiscales conscientes aplicando impuestos progresivos sobre las más altas rentas.

¿Qué pasa en Argentina?

Por un lado, el sistema tributario se basa en impuestos indirectos (por ejemplo, IVA), que tienen un efecto regresivo sobre la distribución de la renta. Por el otro, convivimos con una inflación de entre el 20% y el 30%, lo que distorsiona la aplicación del impuesto a las ganancias, que tiene un efecto progresivo en la distribución de la riqueza. Para avanzar en la propuesta del autor, sería necesario mejorar el sistema fiscal y generar datos estadísticos confiables.

Para más información, un análisis del libro por parte del economista Juan Carlos De Pablo y una de las entrevistas que dio en su paso por el país:

Monotributo – Declaración Jurada cuatrimestral

Monotributo_declaracion_juradaAFIP publicó una guía paso a paso para realizar la Declaración Jurada informativa cuatrimestral.

La misma deberá ser realizada por los monotributistas incluídos en las categorías F, G, H, I, J, K o L (si no sabe qué categoría tiene, puede consultar la misma en la constancia de opción al régimen). También deberán realizarla los que tengan la calidad de empleadores, sin importar en qué categoría se hayan encuadrado.

Esta declaración contendrá información correspondiente a operaciones realizadas, principales clientes y proveedores, datos referidos al consumo de energía eléctrica y del local/establecimiento en el que se desarrolla la actividad, entre otros.

Para realizar la misma, deberá ingresar a la página web de AFIP, con su clave fiscal, seleccionar la opción “Sistema Registral” y luego “Registro Tributario”. Una de las opciones es “Declaración de Monotributo Informativa”. Debe completarse el formulario y enviarlo en forma electrónica.

Para mayores detalles, puede consultarse una guía Paso a Paso.

Cambios en el monotributo

mt2El inicio de año encuentra a los monotributistas con una serie de obligaciones para cumplimentar y con cambios en su operatoria.

Además del vencimiento de la obligación mensual y la recategorización cuatrimestral que operaron el pasado 20 de este mes, los monotributistas deberán tener en cuenta las nuevas disposiciones para emitir comprobantes de facturación.

Los talonarios ya impresos podrán ser utilizados hasta que se acaben. Para eso, el contribuyente deberá ingresar con su clave fiscal y habilitar un servicio web (es una opción dentro del servicio “Autorización de impresión de comprobantes”), que le permitirá informar los comprobantes en existencia. Una vez terminados, para solicitar una nueva impresión deberá seguir el nuevo procedimiento:

1) solicitar el CAI (código de autorización de impresión), a través del servicio “Autorización de impresión de comprobantes” donde deberá declarar los puntos de venta. Luego ingresa a la opción Nueva solicitud de CAI y se completan los datos requeridos.

2) AFIP analiza la situación y autoriza la impresión. Con ella, el contribuyente tiene 10 días para solicitar el nuevo talonario a la imprenta.

3) La imprenta verifica si el CAI es válido e imprime el talonario.

4) El contribuyente retira el talonario y tiene un día hábil para informar la recepción del mismo,  a través de la opción “Recepción del CAI”.

Estos comprobantes tendrán una validez de un año, si se trata de facturación manual, y de dos, si es facturación electrónica.

Otra novedad para los adheridos a este régimen es la realización de la Declaración Jurada de Salud, del contribuyente y su familia en el caso que la adhesión al régimen incluya aportes jubilatorios y de obra social. Esta declaración por ahora no tiene plazos, pero será obligatoria para acceder a los beneficios de la obra social.