Tareas del nuevo año para pequeños contribuyentes

121584_84670Enero trae novedades para pequeños contribuyentes y trabajadores freelance, que deberán cumplir una serie de tareas para quedar adecuadamente encuadrados en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones tributarias.

MONOTRIBUTO

Por un lado, atendiendo a los parámetros establecidos en el régimen simplificado de monotributo, deberán analizar sus operaciones de los últimos doce meses, para verificar que esté correctamente categorizado. Estos parámetros a analizar son ingresos brutos anuales, superficie afectada a la actividad, energía eléctrica consumida anualmente, alquileres devengados anualmente.

Los valores de los parámetros y los montos a ingresar en concepto de impuesto + aportes jubilatorios + aportes de obra social se actualizaron alrededor del 28% quedando de la siguiente manera:

Imagen5-624x574

Si del análisis surge una nueva categoría, superior o inferior a la presente, la misma tendrá efecto desde febrero de 2019. De mantenerse en la misma categoría, no deberá realizar ningún cambio. En ambos casos, se abonarán desde enero los nuevos valores establecidos, según la tabla incluida más arriba.

De no haber mayores modificaciones en la situación, el análisis volverá a hacerse en julio, contemplando nuevamente los últimos doce meses.

INGRESOS BRUTOS

Para aquellos que además tributen ingresos brutos de la provincia de Santa Fe, a través del régimen simplificado, deberán realizar la correspondiente recategorización, en forma obligatoria. Los valores establecidos en la ley impositiva anual de la provincia son los siguientes:

Imagen4

Una vez efectuada la recategorización, se generan las boletas de pago, pudiendo optarse por pago anual o pago mensual. En el caso de pago anual, se bonifican dos cuotas del total. Además, se generan las constancias de inscripción que acreditan la inscripción del contribuyente en el impuesto y en el régimen simplificado.

FACTURACION

También se debe tener presente la implementación progresiva de la factura electrónica, eliminándose la factura en papel. A partir de febrero se incluye la obligación para categoría C, en marzo, para la categoría E y en abril para la categoría A y los que facturan masivamente a consumidores finales, para todas las categorías.

El inicio de un nuevo año es también el momento para el análisis de la situación de los trabajadores freelance y pequeños contribuyentes y emprendedores respecto de los temas impositivos y adecuarse, para poder seguir trabajando luego sin dificultades. Si la tarea parece abrumadora, una buena opción es buscar auxilio profesional para cumplirla sin riesgos.

Para consultas adicionales o para ser asesorados en estas cuestiones, pueden comunicarse a estudio@abrach.com.ar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *